28 ene. 2013

Poesía

POESIA

Autora: Xiomara Cuevas M.


Rosas fragantes en la polvareda de los desiertos,
oasis de vida en el estío,
sentimientos espléndidos de fiesta,
solidaridad hecha carne y sal.

Todas son hermosa seducción andante,
bien en el verbo, la mirada o en los gestos.
Que maravillosa son vestidas de galas como de trapos,
son presencias que iluminan al solo sonreír,
no importando cuantos años tengas,
tu sonrisa derriba murallas y tus lágrimas imperios.

Cirios infinitos que alumbran oscuridades,
pues del material candente del valor y entereza estás hecha,
como puede verse en la dignidad y ternura con que vistes a tu hijo al nacer,
así como también lo vistes con la mortaja,
con que lo depositarán tempranamente en la urna.

Alegras en la opresión, desahogas en la presión y
tu hombre, tus parientes y amigos también son tus hijos,
todos dependen de tí,
aunque ellos no lo quieran aceptar.

Te acobijas temprano en la noche, no puedes dormir y
al rato te levantas porque quieres ver a quien acobijar.
Eres la leona guerrera que defiende a los tuyos y
te eriges en hombre cuando a él no lo tienes,
puedes ser madre y padre, como él defectuosamente lo haría.

Eres dura, implacable y mas fuerte, como lo coexistes con el dolor.
No hay dolor que no soporten las mujeres,
tu resistencia es estoíca,
porque el programa de diseño de La Creación lleva emparejado al dolor
en todas las etapas de desarrollo femenino.

No desmayas nunca en tus cometidos,
llegas al final,
la perseverancia y las ganas de ver las cosas hechas son tu norte,
eres apabullante jefa en la fábrica, en el gobierno y en la casa,
pero a la vez democrática, tolerante y comprensiva,
mano fuerte y blanda.
Asimismo eres la sacerdotisa de las creencias familiares,
consejera y represora de vez en cuando.

Aunque algunas la providencia no las predestinó para ser madres,
son madres, hermanas y tías de todos,
el Supremo Arquitecto del Universo les dota por doquier de familiares de la vida,
a quienes harán mejores y grandes personas,
ellas también son muy necesarias.

Eres mujer volcán, fuego a borbotones;
dátil dulce;
enigma indescifrado; y,
diosa mártir y bella a quien adorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario